La Universidad

Después de la desaparición de mi padre y la muerte de mi abuelo, yo por dentro estaba totalmente destrozado, para ese entonces yo estudiaba Marketing y negocios internacionales en una de las mejores universidades del país. pero con tantos problemas familiares me empezó a ir muy mal académicamente y perdí el tercer semestre, no estaba concentrado y me la pasaba llorando en el baño de la universidad.

Era un estudiante que vivía en un barrio de ricos y estudiaba en una universidad de ricos, pero no tenia ni un peso en el bolsillo y eso fue muy difícil, ver como mis compañeros y amigos se iban de de viajes y organizaban super planes y yo no poder ir por no tener dinero, era bastante triste.

Para poder asistir a clase debía irme a pie y no tenia dinero para comprar los libros y las cosas que me pedían los profesores. Así que tuve que salirme de esa universidad y me toco salir a enfrentar el mundo real y buscar trabajo en cualquier cosa.

Me pase a una universidad mucho más barata y mi hermano mayor me pago el semestre de esa nueva universidad y también me pase a la carrera de publicidad, era el mejor estudiante en la clase de creatividad y se me facilitaba mucho.

Yo estudiaba en el día y trabajaba de noche en bares, ganaba muy poco pero no sabia como más ganar dinero, en varias ocasiones me tocaba atender a compañeros de mi ex universidad y servirles sus tragos.

Trabajando en bares empece a conocer mucha gente de todo tipo, conocí la vida nocturna a fondo y todo lo que se ve en ella, fue la primera vez que probé las drogas y me volví muy mujeriego porque todos los fines de semana conocía chicas en las fiestas. Muchas veces tenia que pelear con borrachos y me toco hacer de todo, desde lavar baños, ser mesero o ser cajero y casi no dormía y empece excederme con el licor, la fiesta y las mujeres.

Mi plan en ese entonces era trabajar para poder terminar la universidad, después de dos años de trabajar como un burro, estudiar y rumbear como un loco. empece a conocer a muchas personas y empece a organizar fiestas privadas por mi propia cuenta, alquilaba todo un sitio, organizaba la fiesta, el DJ, la publicidad e invitaba a todos mis clientes y les vendía el licor y “otras cositas” y empece a ganar mucho más dinero.

Pero cometí un error gravísimo, y fue que abandone mis estudios, estando en sexto semestre me retiro de la universidad y  me dedicó solo a organizar fiestas privadas, y junto con mi hermano mayor literalmente nos volvimos alcohólicos en esas fiestas. Yo debía tener para ese entonces unos 24 años y mi hermano 27 y pues éramos los reyes de la ciudad. Fue nuestro primer negocio, pero como le dábamos tan mal manejo, en un par de años ya estábamos quebrados totalmente. eso si, nos divertimos a lo grande.

Me encontraba en bancarrota pero no quería volver a la vida nocturna, porque sabia que no era bueno para mi salud física ni mental. así que me toco empezar desde ceros nuevamente. para ese entonces, regrese a vivir con mi mama y ella tenia un novio que era el rector de un modesto instituto de carreras técnicas. El me regalo una beca y empece a estudiar Diseño Gráfico, Para esos tiempos, la educación online no existía, los celulares y el internet apenas empezaban a revolucionar el mundo y para poder hacer las tareas de la universidad, mi mama vendió los muebles de la casa para poder comprarme un computador y gracias a eso logre graduarme.

Sin embargo en esa época el diseño se aprendía de forma manual, con acuarelas y tintas chinas sobre papel, el computador lo utilizábamos solo en los últimos semestres para hacer los trabajos finales de grado.

nos enseñaban las bases de la fotografía; con cámara análoga y revelado en un cuarto oscuro, era algo genial y un proceso increíblemente hermoso. para mí era algo mágico, ver como la imagen aparecía de la nada al revolver unos químicos con la luz.

Después de dos años, logre recibir mi primer diploma de muchos otros que vendrían después. “Técnico en Diseño Gráfico” de un modesto instituto. Ese día llore de la alegría, pues era la primera cosa buena en mi vida que lograba sacar adelante “Gracias William Doncel y Gracias Mami” ese fue el primer gran avance que hice en mi vida.

Empece a trabajar en pequeñas litografías  y agencias de publicidad, pero eran puestos muy mal pagos, muchas veces pensaba en volver a las fiestas para ganar dinero de verdad, pero yo sabia que no era bueno para mi, entonces tuve que aprender a aceptar mi realidad y hacerme la vida agradable con lo que había, sin embargo la situación económica era muy difícil, y constantemente nos tocaba estar cambiando de apartamento porque mi mama y yo no lográbamos sostenerlo.

En un giro de la vida, mi mama se fue a vivir con su novio y yo no tuve más remedio que ir a vivir a la casa de mi tía, la tía con la que no me hablaba hace años por los problemas de la herencia de mi abuelo,  estando allá, el ambiente era muy complicado para mi, así que solo estuve unos meses, y con toda la determinación y muy poco dinero me fui de su casa, con una maleta, una guitarra, una cámara fotográfica y mi diploma de diseñador, a abrirme nuevamente camino por la vida yo solo, me fui a vivir a una habitación en uno de los barrios más baratos y peligrosos de la ciudad, en ese tiempo empece a trabajar  como diseñador gráfico y como fotógrafo de eventos.

Pero esa historia te la cuento en el próximo capítulo.