fbpx

Mis primeros Recuerdos

Trato de escribir mis recuerdos de niño para entender y tratar de descubrir los traumas que tengo de adulto “todos los humanos vivimos con ciertos traumas de nuestro pasado” y este diario hace parte de una terapia para mi, y repito: no lo escribo para los demás sino únicamente para mi, y si alguien quiere leer este diario para analizar mis conclusiones de vida; bienvenido,

De igual forma invito a todo aquel que quiera tener cierto crecimiento como persona a que también escriba su propio diario. No tiene que ser un blog publico como el que yo estoy haciendo, pero de seguro descubrirás muchas cosas que no sabias de ti.

Mi primer recuerdo en la vida es viviendo en la casa de mi abuelo, con mi mama y mi papa, mi padre era mi mejor amigo, porque siempre jugábamos a los guerreros y bailábamos rock and Roll, era algo genial, Recuerdo que mi mama tenia muchas peleas con mi abuela que también vivía con nosotros. pero la verdad yo no le prestaba atención a eso, solo me importaba jugar.

Mi papa se separo de mi mama desde que yo tenia unos 5 años, y yo lo extrañaba mucho, pero me visitaba todos los fines de semana y yo siempre lo esperaba desde la ventana de la casa. Cuando se separaron, nació mi hermano menor, cuando lo conocí fue un momento mágico para mí, quise traerle todos mis juguetes y recuerdo tocar sus pequeñas manos y sus pies, yo nunca en mi corta vida había visto un bebe y para mí era algo increíble.

Cuando mi papa se fue, mi mama cambio, me gritaba y me pegaba por todo. La separación con mi padre le tuvo que afectar mucho. Lidiar con un bebe y un niño hiperactivo como yo, tuvo que ser muy difícil, pero en esa época yo no entendía nada de eso.

Y desde mis primeros años empezó una relación muy difícil con mi madre, la cual mejoramos treinta años después, el día en el que entre a una delicada cirugía en el hospital, mi madre fue la única persona que me acompaño al quirófano. Desde la camilla en la que yo agonizaba, nos tomamos las manos y nos despedimos, el último rostro que vi antes de que la anestesia me durmiera fue el de mi madre, y  La primera persona que vi al despertar al tercer día, fue el de mi madre.

El amor más grande que puede existir entre humanos es el de una madre, solo Dios sabe lo difícil que ha sido mi relación como hijo, y a pesar de la distancia y las situaciones de la vida, se que mi madre me ama, me admira, y me respeta. Tarde mucho en entenderlo, y aunque vivamos distanciados también te amo y siempre tratare de ser mejor persona, de brindarte felicidades y de que puedas sentirte más orgullosa de mí.