fbpx

Superando Problemas de Ansiedad y Depresión

Me enamore ciegamente de una mujer que me destruyo por completo, ella era mi vida en ese momento y me encontraba a punto de casarme por segunda vez.

Descubrí que me era infiel con mi principal socio y amigo de confianza y eso prácticamente me enloqueció. Pasaron muchas cosas las cuales no hablo en público, pero en conclusión; perdí todo por lo que había luchado en cuestión de semanas.

Me encontraba quebrado en todos los aspectos, me dediqué al alcohol y a las fiestas y conocí personas que no debí conocer nunca, perdí el enfoque y el sentido de todo.

Con el pasar de los meses, los bancos me embargaron todas mis pertenencias, y mis malos hábitos hicieron retornar mis antiguos problemas de ansiedad y depresión que había sufrido hace 1o años atrás.

y de esa forma fue cuando volví a ver el demonio frente a frente, mis manos y mi rostro se adormecieron, empece a sudar frio y el corazón con taticardia.  Yo ya sabia qué era lo que me pasaba pues ya había luchado hace muchos años contra ese demonio. Era un maldito ataque de pánico y afortunadamente ya sabia que tenia que hacer.

No existe peor cosa en este mundo que un ataque de pánico. Con toda franqueza; puedo decirte que prefiero vivir una tortura a un ataque de pánico.

Mientras luchaba contra la ansiedad y los ataques de pánico caí en una depresión de la cual no me daba cuenta.

Era como si me hubieran desconectado la batería, no tenia energía de nada y nada me importaba, luchaba con la pereza todos los dias y no le encontraba sentido alguno a la vida.

pase un año en tratamiento y terapia, Y después de haber tocado el éxito y ser el hombre más feliz, me encontraba al igual que en mis inicios “sin nada”. Estar sin dinero es lo que más odio en la vida, sin embargo aprendí grandes lecciones.

Toque fondo, y tuve que entrar a la locura para entender muchos errores de mi personalidad y como era muy consiente de mis problemas y mis malos hábitos, me dedique a estudiar por mi propios medios las ciencias de la mente, y leí demasiados libros de desarrollo personal. Mejore mi relación con Dios, con mis familiares y empece todo un proceso interno.

Solo me quedaba una camioneta vieja y abandonada, la cual nunca pudieron embargarme porque nunca le hice papeles legales, y tenia 3 años parqueada en la casa de un tío.

Conseguí dinero prestado para arreglar ese carro viejo, y se convirtió en mi único proyecto, mi idea inicial era venderlo, pero antes de eso; iba hacer algo que siempre había querido hacer, recorrer todo Colombia en carro.

Así que después de varios meses de reparaciones en los cuales aprendi mucho de mecánica, Acondicione el carro para un gran viaje.